Guía

El adulto Guía expone al alumno a las posibilidades de
la vida; pero es el alumno por sí mismo el que debe dirigir sus respuestas a esas posibilidades.

El Guía facilita el desarrollo de las cadenas de pensamiento del alumno. Estas cadenas no avanzan siguiendo secuencia alguna, ni en línea recta ni muy encasilladas. Por el contrario se mueven en todas direcciones cubriendo todo el currículo.

El Guía se esfuerza en cubrir el máximo de áreas del conocimiento posible. A mayor variedad de conocimiento que puede presentar, más coherente y equilibrado resulta el aprendizaje del alumno y es capaz de inducir al alumno a correlacionar distintas áreas del saber.